El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde [Robert Louis Stevenson]


Resumen:

Londres, siglo XIX, en esa ciudad contaminada por la Revolución Industrial presente ya desde tiempos del Despotismo Ilustrado (Enlightened Absolutism, en inglés) vive el Sr. Utterson, un hombre alto, serio, calmado y un buen amigo, de esos con los que siempre se puede contar. Este abogado tiene la costumbre de salir a pasear los domingos junto a su familiar y amigo: Richard Enfield.


Un día, en uno de esos paseos, ven una vieja casa que aparentemente está abandonada. En ese momento, el Sr. Enfield le cuenta una anécdota en relación con esa casa al Sr. Utterson: Un día, Enfield estaba volviendo a su casa por la noche de no sabe donde. Las calles estaban desiertas y oscuras, sin ningún ápice de luz, pero a lo lejos distinguió dos figuras humanas: La de un hombre y una niña. Estos dos se chocaron y el hombre tiró a la niña al suelo. Sin ayudar a levantarse, ese hombre caminó por encima de la niña mientras ella se retorcía de dolor. El Sr. Enfield quedó negativamente asombrado y fue corriendo (junto con la familia de la niña y un doctor) a socorrela. Acto seguido, el familiar del abogado agarró al malévolo señor y le dijo que buscase una forma de compensar a la niña y a su familia (tras decir el médico que la niña no se había roto nada). El misterioso y mal hombre se metió en la casa vieja que estaban viendo en su paseo los dos amigos y a los pocos minutos salió de la casa con cien libras y un cheque de novecientas firmado por el Dr. Jekyll. La familia y el Sr. Enfield, sintiendo desconfianza porque no se pudiesen cobrar esperaron junto a ese señor en la casa hasta la mañana siguiente, cuando se fueron a cobrar el cheque al banco y vieron que, efectivamente, era real.


El Sr. Utterson quedó impresionado con la historia y preguntó el nombre del individuo. Era el Sr. Hyde, tal y como le dijo el Sr. Enfield. El abogado palideció puesto que ya había visto ese nombre. Sin darle mucha más importancia acabaron su paseo. 


Ya en su casa, el señor Utterson se fue a su habitación donde abrió un cajón y de él sacó un testamento. Era el testamento del Dr. Jekyll, un cliente suyo. En ese documento ponía que en caso de muerte o desaparición del Dr. Henry Jekyll, todos sus bienes, íntegros, pasarían a manos del Sr. Hyde.


Eso le sorprendió enormemente al abogado. ¿Cómo un buen hombre como es el Dr. Jekyll puede dejar todos sus bienes a esa mala persona?. El Dr. Jekyll y el Sr. Utterson habían sido amigos desde hace bastantes años y no dudó en ir a preguntarle el porqué de sus acciones. Pero antes de hablar con el doctor, debía conocer al Sr. Hyde. Así que fue en su busca.


Antes, pensó en preguntar al Dr. Lanyon, su amigo de la juventud con quien tenía de amigo común al Dr. Jekyll. Tras conversar un rato, le preguntó si conocía al protegido del Dr. Jekyll, a un tal Sr. Hyde. Lanyon le respondió que no, y que había dejado de interesarse en la vida de su antiguo amigo, el Dr. Jekyll desde que comenzó a entrar en los asuntos turbios de la medicina. Fue ahora, cuando el Sr. Utterson, sin ayuda de nadie, tuvo que buscar al Sr. Hyde, y así lo hizo, finalmente lo encontró. Al verle, recordó las palabras que dijo el Sr. Enfield sobre su aspecto físico, es como si escondiese una deformidad que ni tan siquiera pudiese expresarse con palabras. Eso mismo sintió el Sr. Utterson. 


Hablaron, y tras conocer en profundidad la persona del Sr. Hyde, no dudó el abogado en ir a ver al Dr. Jekyll, su amigo. Utterson le hizo por fin la pregunta que tanto había esperado, ¿Por qué le habría de dar todos sus bienes al Sr. Hyde? pero el doctor respondió que era una complicada situación la que le había hecho obrar así. Intrigado, el abogado le pidió que se la contase, puesto que era un buen amigo y de confianza, pero el Dr. Jekyll le dijo que se trataban de problemas que no podían solucionarse únicamente con las palabras. Le dijo también el doctor que dejase tranquilo al Sr. Hyde, y el abogado le prometió que lo haría.


Un año más tarde, en Londres se produce un asesinato. El del Sr. Carew, un reconocido ciudadano. El asesinato fue descrito por una mujer que lo observaba desde su ventana. Al parecer, por la noche, dos hombres se cruzaron por la calle: Uno era mayor y el otro algo más joven y bajo. Parece que uno le preguntó una cosa al otro, pero tras hablar un rato, el hombrecillo entró en cólera y mató a bastonazos al hombre mayor. La mujer, que estaba viendo eso, se desmayó. A la mañana siguiente, la policía encontró el cadáver del hombre y al lado, un bastón. El cadáver llevaba un sobre dirigido al Sr. Utterson, y así se lo entregó la policía. Intrigado sobre quien era el autor del crimen, un policía le leyó su descripción, y al poco de oirla, el abogado sabía perfectamente que se trataba del Sr. Hyde. El bastón, además, con el que mató al Sr. Carew pertenecía al Dr. Jekyll. 


Utterson fue con un policía a la casa del Sr. Hyde, pero no estaba. Las habitaciones estaban revueltas y la doncella decía que que hacía días que no lo veía (tan sólo lo vio dos veces), al parecer, había huido. Utterson y el policía se separaron y el abogado fue a ver al Dr. Jekyll, donde le preguntó por el asesinato. El Dr. Jekyll le dijo que no se preocupara, que no volvería a aparecer el Sr. Hyde, ya que este le escribió una carta diciendo que no volvería. Tras leerla, le preguntó si debía enseñársela a la policía o no. De cualquier manera, el Sr. Utterson se llevó la carta a su casa, donde un amigo le esperaba para cenar. Durante la cena, el abogado recibió una carta a manos de su sirviente, en esta decía que el Dr. Jekyll le invitaba a cenar. Su amigo observó las cartas del Sr. Hyde (donde decía que ya no volvería) y la del Dr. Jekyll (que le invitaba a cenar), y llegó a la conclusión de que es la misma caligrafía, y aconsejó al abogado que no se la enseñase a la policía.


El abogado, fue a visitar varios días seguidos al Dr. Jekyll pero este no quería visitas. Fue a visitar a su amigo, el Dr. Lanyon para ver si tenía noticias suyas, pero este seguía sin querer oír nuevas a cerca del (loco, como él pensaba) doctor. Varios días más tarde, el abogado recibió la triste noticia de la muerte del Doctor Lanyon, y recibió un sobre que este dejó para él, en el que decía que sólo se podría abrir si Lanyon moría antes que Utterson (si fuese al revés, se habría de quemar el sobre). El abogado abrió el sobre, y dentro había otro, que decía "Abrir solamente tras la muerte del Dr. Jekyll". Siguiendo las instrucciones, Utterson no lo abrió.


Días más tarde, otro domingo estaban paseando el Sr. Enfield y el Sr. Utterson cuando pasaron cerca de la casa del Dr. Jekyll y se acercaron para ver si podía hablar con ellos. El rostro del doctor se veía en la ventana intermedia de su despacho, y tras hablar un rato (presentar al Sr. Enfield, también) el doctor, de pronto palideció de nuevo y se fue corriendo. Sin entender nada de lo que estaba sucediendo y paralizados, finalmente los hombres se fueron a sus casas.


Otro tiempo después, Poole, el mayordomo del Dr. Jekyll y buen amigo del Sr. Utterson fue a ver a este a su casa y le dijo que estaban muy preocupados, tanto él como el resto del servicio, puesto que hacía mucho tiempo que no veían al Dr. Jekyll (no quería salir de su habitación), hacía ruidos extraños y había un fuerte olor acre cerca de su despacho. Sin dudarlo, Poole y Utterson se dirigieron a la casa del Doctor y se encontraron a los miembros del servicio atemorizados. Utterson les intentó tranquilizar y se dirigieron arriba al despacho. Todo lo que había dicho Poole era cierto y muy extraño. Lo que fuese que había dentro del despacho sólo pedía productos medicinales por carta y se quejaba de aquellos que le traía Poole puesto que eran "impuros" (según él). Se decidieron a entrar armados al despacho, y así lo hicieron, pero dentro encontraron muerto al Sr. Hyde, y cerca de él, tres cartas. Una de ellas, decía que leyese la nota de Lanyon, otra era el testamento del Dr. Jekyll pero cambiado el  "Edward Hyde" por "Gabriel John Utterson" y otra más que el abogado guardó.


El Sr. Utterson lee la nota de Lanyon y dice que este, un día, recibió una carta del Doctor Jekyll diciéndole que fuese a buscar unos productos al laboratorio que luego alguien iría a buscar. Cuando los tuvo, el hombre que vino a buscarlos era el repulsivo Sr. Hyde. Pronto, empezó a mezclarlos y tras tener preparado su brebaje le preguntó con curiosidad al Dr. Lanyon si le gustaría ver que pasaría si se bebiese esa pócima. El doctor Lanyon lo hizo, se bebió la pócima, y tras unos momentos de dolor, se convirtió en el Dr. Jekyll.


La última parte del libro trata la "Confesión del Dr. Jekyll", donde explica y resuelve todos los misterios que habían preocupado y entretenido al Sr. Utterson.


Dice que nació heredero de una gran fortuna, era un hombre apto para el trabajo y que con el tiempo se sacó su carrera de medicina y se hizo miembro de la Real Academia. No hace mucho llegó a la conclusión de que la persona del hombre está dividida en dos partes: Su parte buena y su parte mala. Mediante fórmulas y profundos estudios, consiguió la proeza de separar las dos partes, creando así la forma humana de su parte malévola: El Señor Edward Hyde. Al principio podía transformarse a su gusto, pero con el tiempo se dio cuenta de que cada vez le costaba más volver a la normalidad y controlarse siendo Hyde. Un día, tras el asesinato del Sr. Carew, se despertó siendo Hyde, y sintió una gran tristeza, sabiendo que su parte más terrorífica había sido capaz de matar a alguien. Así que le compró una casa y le abrió una cuenta bancaria, para que la gente no sospechase. Pero las transformaciones se hicieron muchísimo más costosas, hasta el punto de no poder volver a ser el Dr. Jekyll, y así, informa de su suicidio en el laboratorio.


Finaliza, así el libro de Robert Louis Stevenson publicado en 1886 bajo el título de "The Strange Case of Dr. Jekyll & Mr. Hyde".



Publicado el 5 de Enero de 2014


https://images-blogger-opensocial.googleusercontent.com/gadgets/proxy?url=http%3A%2F%2F2.bp.blogspot.com%2F-Ot5zYJ2bAPE%2FUsle_JcfvhI%2FAAAAAAAABII%2F2W7KsLYL8LA%2Fs320%2Fjekyll_hyde.jpg&container=blogger&gadget=a&rewriteMime=image%2F*

Comentarios

  1. Buenas. Me encanta el resumen. Si podría recomendar mi novela en proceso. Sería de gran ayuda. http://elementalfairy.blogspot.com.es/
    PD: me encanta su blog, tiene resúmenes excepcionales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Valle Cabezass, tras entrar en el blog, he podido ver que estás elaborando una novela por capítulos. Por supuesto que puedes recomendarla, de hecho, si te parece bien, podríamos publicar aquí el primer capítulo o una parte de él para que se de a conocer, y redirigir a los lectores a tu blog para que la lean entera.

      Si nos puedes proporcionar una pequeña síntesis de la obra para ponerla como entradilla te lo agradeceríamos, todo ello, si estás dispuesta a publicar aquí el primer capítulo.

      De cualquier manera gracias, y ambos autores te invitamos a pasar por nuestros nuevos proyectos, no de lectura pero muy interesantes:

      http://readyfight-blog.blogspot.com.es/

      http://musicandgamesblog.wordpress.com/

      Saludos.

      Eliminar
    2. Buenas si ahora mismo le escribiré una pequeña síntesis y me encantaría que fuese promocionando los capítulos.
      'Amelie, una chica normal hasta que en su vuelta al instituto un accidente le llama la atención. Tras ese momento, una sucesión de extraños actos la hacen cuestionar se que es real y que es irreal. Un extraño chico protector la ayuda a descubrir un mundo paralelo, el cual se divide en dos sectores. Una novela fantástica, de amor y sorprendente.'
      Muchas gracias. Seguire revisando el correo y leyendo sus comentarios y las subidas y como patrocina mi novela. Se lo agradezco enormemente y esperemos que esto vaya lejos. Cada vez que salga un capitulo, le dejare un comentario.
      Mil gracias.

      Eliminar
    3. Muy bien, pues. Muchas gracias. Si te parece bien, voy poniendo el primer capítulo (pondré hasta el tercero). Siempre que necesites poner algo en relación con tu novela, escribe en este post.

      Muchas gracias y saludos

      Eliminar
  2. Muchas gracias de verdad. Cada capítulo que saque se lo enviaré para que lo lea. Si podría poner mi link para que a quien le interese siga leyendo. Muchas gracias de verdad estoy muy agradecida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto. Hoy pondremos el primer capítulo de su libro.

      Eliminar

Publicar un comentario

Aquí, podrás expresar lo que te ha parecido el texto que has leído.

☻/
/▌
/ \ ¡¡Recuerda ser educado y no "dar patadas" al Diccionario!!

Entradas populares de este blog

Un Vampiro Vegetariano [Carlo Frabetti]

También las Estatuas tienen Miedo [Andrea Ferrari]